Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14 marzo 2017

Hoy te hemos dado el último hasta luego. Pronto llegó la Parca a reclamar su botín ayudada por los que confundieron los dolores del destructor cangrejo con empachos de glotón o achaques de la edad.

¡Que desatino! Como si nuestra contribución al sistema mientras trabajamos, no nos diera derecho a ser oídos en la senectud.

Otros, benditas almas, ayudaron al siniestro Caronte para que tu tránsito por la laguna Estigia fuera lo más placido posible. Vaya lo comido por lo servido. Quede para unos la revisión de su conciencia y para los otros el orgullo profesional del trabajo bien hecho.

Las circunstancias me permitieron ver como la velita de tu vida se iba apagando suavemente, sin estridencias.

Poco a poco, el ronquido de órgano desvencijado, dio paso a un suave soplo que te fue empequeñeciendo hasta convertirte de nuevo en el niño que rompía las carpetas de camino a la escuela o le cambiaba las tornas del riego a Juanito Ramón.

Hoy siento la tristeza de la pérdida y de tal vez no haber sido el hermano que deseabas. No deseo provocar sentimentalismos absurdos y he guardado el saquito de las lágrimas para mi soledad.

Tu deserción no ha sido voluntaria. Sé que te hubiera gustado vivir mil años, pero el destino, con sus dados marcados ha querido privarnos del mejor hacedor de chistes malos. A mí me gustaban, porque eran tuyos y a veces era una manera de decir estoy vivo y me siento bien a la sombra de un toldo en cualquier playa. Ahora las vas a tener todas para ti solo y podrás entrar en cualquier sitio sin tener que sacudirte la arena.

Ayer Orlando, bendito Orlando, decía que si hay un sitio donde estén todo los desertores forzosos, ya habrá dos  personas  con los brazos abiertos esperándote y preguntándose qué  querrá de comer el  niño que resucitó de la ictericia y recuperó la vista mirando  al hermano que estaba en la cuna. Allí se habrán fundido en un abrazo y se sentarán a esperar por los demás, seguros de que la Parca nos tiene puesta a todos la fecha de caducidad. ¡Tremendo Arias Cañete la jodida Parca!

Como dijera Juba mientras enterraba los lares de Máximo en la arena del Coliseo, Nos veremos, pero todavía no, espero.

¡Adiós Rafael, adiós hermano!

 

¿RECETA? Ni me atrevo. Siento un profundo respeto por la cocinera que tiene, allá donde esté

Anuncios

Read Full Post »

Durante un intercambio de opiniones, en el que alguien dijo algo que me pareció incoherente, usé la expresión bastante conocida entre la gente de mi generación, “Ya el conejo me desriscó la perra”. Al escucharla, uno de los intervinientes sentenció:

  • Si quieres que te entienda, habla en castellano… ,Y menos mal que no dijo en español.

A lo que respondí:

  • Lo cierto es que la frase está dicha en perfecto español, lo único que cambia es el acento.

Por estas tierras, somos aficionados a comernos alguna letra, por lo que la frase quedó más o menos como sigue: – Ya el conejo me “esriscó” la perra y que en algún otro peñasco he escuchado como, ya el conejo me enriscó la perra.

No es mi intención entrar a analizar cuál de las frases es la correcta, aunque podrían serlo las dos. Mi intención es demostrar que hasta en la forma de hablar somos distintos, ni mejores ni peores.

En ocasiones, sobre todo cuando hablamos entre nosotros, usamos giros, frases hechas o refranes, entendibles solo para los canarios de cierta edad.

Efectivamente, somos distintos, formamos parte de esa diversidad que enriquece al conjunto del estado español.

Somos distintos porque vivimos una realidad geográfica distinta, porque ante el hecho de desplazarnos hacia cualquier sitio fuera de la isla, tenemos ese mar que nos separa y nos obliga a navegar o a volar.

Somos distintos, porque la gastronomía, aunque heredada en buena parte, ya se ha hecho nuestra.

Habrá quién piense que debemos ser iguales y lo más uniformes posibles, pero por suerte, no lo somos.

En cualquier caso, no presumo de serlo, pero me gusta, me sienta bien formar parte de esta tribu que se come las S, que en ocasiones jotea las H y que todavía usa palabras como enyesque, tenique, baifo. Me gusta porque diariamente sumamos nuestra pequeña aportación  a nivel educativo, científico, cultural o deportivo.

En cuanto al significado de la frase y momento de aplicación, va como sigue:

Poe ejemplo:

Se emplea cuando con el potaje hecho, te das cuenta de que se te olvidó comprar gofio y es una expresión de contrariedad ante tal situación.

Si hubiera alguien preguntándose, ¿Por qué perra y no perro? Sencillamente, porque es una frase de cazadores y entre estos, se suele usar la hembra del podenco porque tiene un olfato más fino y teme menos a las condiciones de la caza.

¿LA RECETA? ¡CONEJO EN ADOBO!

Muy fácil

INGREDIENTES.-

1 Conejo

4 Dientes de ajo

2 Hojas de laurel

1 Cucharada de orégano,

4 cucharadas de vinagre.

1 vaso de vino blanco seco.

1 Cucharada de pimentón

4 Cucharadas de aceite

1 cucharada de pimienta negra en grano

Sal al gusto.

Se lava bien el conejo y se trocea. En un recipiente amplio, se mezclan el resto de los ingredientes,  majando los ajos y la pimienta negra. A continuación se meten los trozos de conejo y se dejan macerando 1 día en la nevera. Al día siguiente, un buen sartén con aceite abundante y calentita, para ir friendo los trozos mientras se van sancochando unas papas y picando la clásica ensalada de tomate, lechuga, cebolla.

Read Full Post »